Toscana: ¿La película de Netflix está inspirada en una historia real?

Ayther logo

¡Descubre si Toscana está inspirada en una historia real en Netflix!

¡Toscana está disponible en Netflix! Si quieres saber si Toscana está inspirada en una historia real¡sigue leyendo! toscana seguro netflix es la historia de un maestro chef cuyos platos son deliciosos pero cuya personalidad es agria. Tienes que tomar el yin con el yang, supongo. Para saber la explicación del final, lee esto.

El director Mehdi Avaz, que escribió con Nikolaj Sherfig, escenifica el viaje personal de este personaje como una carta de amor a las vistas y los sonidos de la Italia rural y sus sabores, ya que también incorpora un poco de pornografía gastronómica en esta receta narrativa. ¿La película nos hará invertir en la situación del protagonista, o simplemente nos hará querer almorzar? Sin embargo, si lo has visto, te gustaría saber si Toscana está inspirada en una historia real ! ¡Te lo contamos todo!

¿Toscana está inspirada en una historia real?

No, Toscana no está basada en una historia real. Sin embargo, la atmósfera afable y la extravagancia culinaria le dan a la película un encanto mágico, y su insistencia en permanecer en el presente le da a la trama un encanto universal. La película aspira a hacernos creer en nosotros mismos e impulsarnos a sacar lo mejor de una situación. Su objetivo es mostrar que toda la lucha y el esfuerzo que uno pone para mejorar el patrimonio y la comunidad vale la pena.

En un mundo que parece resistente al cambio, también debemos recordar por qué debemos defender el arte, hacer lo que amamos y recordar el pasado. La velada resultante es vulnerable, honesta y conmovedora. El encanto de la película se debe en parte a la interpretación de Theo por parte de Anders Matthesen.

historia real de toscana

Además de la presencia de la estrella Matthesen, la película brilla con su completa descripción de la Toscana, con sus luces, su vida, su gente, su música, su baile y su comida. No conocemos las habilidades culinarias de Anders Matthesen, pero la producción recurrió a un famoso chef para crear la magia en el plato: Thomas Herman.

Por lo tanto, la película crea una atmósfera mágica, anclada en un realismo banal, ya que todos los ingredientes encajan en su lugar, pero no, Toscana no está basada en una historia real.